EL BLOG DE RELI DEL COLEGIO PEDRO POVEDA

25.03.2018

ACCEDE AQUÍ

"Los hombres y las mujeres de Dios son inconfundibles. No se distinguen porque sean brillantes, ni porque deslumbren, ni por su fortaleza humana, sino por los frutos santos, por aquello que sentían los apóstoles en el camino de Emaús cuando iban en compañía de Cristo resucitado, a quien no conocían, pero sentían los efectos de su presencia".  PEDRO POVEDA